Prebenjamín A
ATLETICO ARTEIXO - 4
SCD PASTORIZA - 2


¡Compartelo en las redes sociales!
¡Compartelo en redes sociales!
Facebook
Google+
Twitter
Email
WhatsApp
Esta jornada nos dejó un partido de máxima rivalidad donde nuestros Prebenjamines se enfrentaron al eterno rival, con ganas de revancha tras los siete goles encajados en el partido de la primera vuelta.
El partido no defraudó y los aficionados al fútbol base, pudieron disfrutar de un auténtico partidazo, que tubo buen fútbol, goles, emoción y pasión en donde los nuestros, ganaron en todo excepto en los goles.
Desde la entrada en el vestuario para cambiarse, el equipo tenía claro que se trataba de un partido especial. Muestra de ello, fue la charla justo antes de saltar al terreno de juego, donde todos los jugadores estaban atentos a las indicaciones que les daba Pablo y no había sitio para bromas. Todos atentos, concentrados y esa mirada serena, sinónimo de confianza en el equipo.
El partido inició con los nuestros muy nerviosos y en el primer minuto los Arteixans abren el marcador. A los nuestros les llevó cinco minutos meterse en el partido pero a partir de ahí, fueron los dominadores de casi todo el encuentro y sobre todo de la primera parte, donde se pudo ver el mejor fútbol. Las paredes, cambios de orientación, internadas por la banda, salidas con balón jugado desde la defensas, etc, fueron constantes por parte de los nuestros dejando autenticas jugadas, para disfrute de los presentes. Seguros en defensa, creativos en el centro del campo donde se jugaba con criterio todo balón que le llegaba, con pases en profundidad para las carreras de los interiores que alcanzaban con velocidad el área rival.
En la delantera, Joel se encargó de perforar la portería rival en dos ocasiones y apunto estuvo de anotar el empate a tres minutos antes de que el Arteixo consiguiera el definitivo 4-2.
Con el pitido final y después de que jugadores y cuerpos técnicos se saludarán deportivamente, llego el momento más emotivo, donde nuestro equipo hizo un corrillo en el centro del campo donde Pablo, visiblemente emocionado por el soberbio partido que acababan de hacer sus jugadores, les felicitó y agradeció el buen trabajo realizado.
Pocas veces hay, que un partido deje satisfecho a los dos equipos, pero este fue uno de ellos. El Arteixo contento por la victoria y los nuestros contentos por el buen partido realizado.
Cuando tienes la suerte de trabajar en el fútbol base, en un Club como el nuestro cuya forma de trabajar va mucho más allá de las victorias, se dan estos momentos mágicos, incluso habiendo perdido contra el eterno rival.
Orgullo de equipo!!!!!!
FORZA PASTORIZA!!!!


Si te ha gustado, ¡comparte!
¡Compartelo en redes sociales!
Facebook
Google+
Twitter
Email
WhatsApp